La fotografía como afición y otras artes visuales

CARLOSCARRETER.ES

Home / Essays / "recomendaciones semanales"

Recomendaciones semanales - del 5 al 11 de marzo de 2017

Aunque haré pública esta entrada de recomendaciones fotográficas el domingo 12 de marzo, el lector más observador y avispado observará en el título de la misma que estas recomendaciones sólo abarcan el período de tiempo hasta el sábado 11. Bien... digamos que estoy publicando esta entrada "en diferido". Que sé que este domingo no voy a tener tiempo para redactarla y que me he adelantado un poquito.

Ha sido una semana entretenida. Normalmente, entre semana publico de promedio una entrada fotográfica. Y en estos días atrás han sido tres. Y en el mismo período de tiempo he mandado a revelar varios rollos de película a Carmencita Film Lab... Entre ellos varios dedicados a los paisajes de las choperas de cultivo en la Ribera Alta del Ebro, cerca de Alagón. También hice algún rollo en blanco y negro con el respaldo A16S de la Hasselblad. Es decir, ese que en lugar de 12 exposiciones de 56 x 56 mm ofrece 16 exposiciones de 42 x 42 mm. Y aquí os dejo algunas de esas fotografías.

No es que esté enfadado al hacer la fotografía... es que la pera neumática del disparador a distancia va muy dura... cuesta que el disparador de la Hasselblad se accion. Tengo que conseguir otro mejor.

Hoy empezaré por el siglo XIX, en concreto por las interesantes fotografías coloreadas a mano de Suzuki Shin'ichi, uno de los dos fotógrafos de ese nombre que hubo, y que mantuvo un estudio de fotografía que nos ha dejado importantes testimonios etnológicos de cómo eran las gentes, la vida y los paisajes en el Japón de la época. Y a mí me parecen unas fotografía bellísimas en ocasiones e interesantes siempre. Me priva la del gran buda de Kamakura. Nos lo contaron en Timeline.

Si hace unas semanas repasábamos cómo había quedado reflejada en las fotografías la vida y el estilo de la pintora Georgia O'Keefe, hoy, por gentileza de L'Oeil de la Photographie, haremos lo mismo con la de Frida Kahlo, también pintora, pero del vecino del sur, de Méjico. Un personaje muy atractivo por el que el interés ha ido en aumento conforme ha pasado el tiempo, especialmente como icono feminista en el mundo de la cultura. Encontramos fotografías de la suiza Lucienne Bloch y, quizá las más interesantes, de Nickolas Muray, que fue amante de la artista.

La holandesa Rineke Dijkstra ha sido la merecedora en este 2017 del Premio Internacional de Fotografía Hasselblad.  Es uno de los premios más importantes del mundo de la fotografía. Dotado con un buen pellizco económico. Su especialidad es el retrato, especialmente observando a niños y adolescentes, reflejando la especial vulnerabilidad de estas edades, la inseguridad ante los cambios corporales. También ha seguido a algunos de sus sujetos durante años, observando sus cambios vitales. A mí me resulta un poco fría su fotografía, técnicamente irreprochable y con el dominio habitual de la luz y el color que les viene a los artistas de los Países Bajos desde el renacimiento, pero un poco fría. Me pasa con cierta frecuencia con fotógrafos de esta nacionalidad. Y no digamos con algunos alemanes de la escuela de Duseldorf. Nos lo contaron en muchos sitios, pero me quedo con el artículo que le dedicaron en Clavoardiendo Magazine.

Y seguiré con un fotógrafo holandés que tiene un estilo distinto, pero un tema emparentado con los de la anterior. Se trata de Hendrik Kerstens, un fotógrafo que lleva fotografiando a su hija desde 1995, buscando también reflexionar sobre los cambios asociados con la transición a la adolescencia. Pero luego siguió con ella imitando los retratos de la pintura holandesa del siglo XVIII. Lo que pasa es que cuando nos fijamos bien, las ropas y complementos de Paula, la chica, no son los propios de esa época, sino objetos cotidianos, como bolsas de plástico, servilletas, manteles de papel, papeleras... Lo cual da una extraña sensación a tan elegantes retratos. Nos lo contó Rafael Roa, y podemos ver un vídeo del artista y su hija Paula en Youtube.

Supongo que padre e hija se llevan estupendamente y se lo pasan mejor todavía. Aunque las fotos tienen aspecto de gravedad y seriedad.

Hablemos ahora de una fotógrafa de 24 años en la que se han fijado en el MoMA. Por algo será, digo yo. Se trata de la canadiense Petra Collins, de ascendencia magiar, actualmente viviendo en la gran manzana. En el blog Creative New York del famoso museo de arte moderno en el que se fijan en la vida cultural de la ciudad entrevista a la joven fotógrafa, que se plantea extender su ámbito creativo, pero que de momento realiza todo su trabajo con película tradicional fundamentalmente en color. Sus sujetos de preferencia, sus raíces familiares, la gente de su generación que la rodea, retratos en general. Muy intimista, pero no rechaza los encargos comerciales y editoriales. Menos intimistas. Ya ha trabajado para marcas de moda muy importantes.

Y si mezclamos fotografía y performance, nos encontramos a la artista Ana Esmith, un chica que representa para sus fotografías el papel de Miss Beige, un color anodino propio de atuendos anodinos, y que usa para denunciar la hipersexualización de la mujer o los excesos de la sociedad de consumo. En Yorokubo nos muestran algunas de sus fotografías y le han entrevistado.

Cine y fotografía siempre están relacionados... Y no es frecuente que ambos artes se influyan mutuamente. La directora española Isabel Coixet también se ha apuntado a llevarse la cámara de fotos a los rodajes, y a retratar a la gente con la que rueda. Lo cual me parece muy bien, aunque últimamente sus películas me digan poco. Ha salido la noticia en varios sitios, pero donde más completa en imágenes en L'Oeil de la Photographie.

Y hay otra cuestión... una película, sea corto o largometraje, no deja de ser una sucesión de fotografías que se proyectan sucesivamente a una velocidad de 24 por segundo. Y si extraemos algunos de esos fotogramas, son verdaderas maravillas de fotografías. Así lo han entendido en Cultura Fotográfica, que le han dedicado un artículo a Raoul Coutard, que aunque empezó de fotoperiodista, acabó de director de fotografía para gente tan significativa como Demy, Godard o Truffaut. Algunas imágenes significativas no sólo cinematográficamente hablando sino también como iconos fotográfico vienen de películas como Bande à part (Banda aparte), Jules et Jim (Jules y Jim), À bout de souffle (Al final de la escapada), Alphaville,... por decir algunas.

Hace unos días dedicaron una entrada en L'Oeil de la Photographie dedicada a tres maestros de la fotografía erótica, siendo estos Sam HaskinsFrancis Giacobetti (¿culpable del uso de las persianas venecianas en el desnudo hasta la saciedad?) y Kishin Shinoyama. Interesantes los tres, pero a mí dejadme que prefiera la obra del japonés. Que por cierto, en alguno de sus más interesantes fotografías manda a freir churros la moda actual de las mínimas profundidades de campo, consiguiendo resultados mucho más interesantes con su nitidez extendida desde el primer plano hasta el horizonte.

Ha habido mucha presencia femenina en esta semana. Y además fue el día internacional de la mujer, parece que ya sin "trabajadora" como originalmente. Por ello en Lens Culture nos proponen treinta nombres de mujeres fotógrafas para descubrir este año. Vamos... que hay para un rato.

Recomendaciones semanales - del 25 de febrero al 5 de marzo de 2017

La primera de las recomendaciones de esta semana es la que ha decidido cómo voy a acompañar fotográficamente esta entrada dominical. En Yorokubu nos hablaban hace unos días del proyecto de la fotógrafa norteamericana Jade Doskow, Lost Utopias, en el que recorre con su cámara los restos abandonados de antiguas exposiciones universales o internacionales. Algunos de esos "restos" se han ganado su permanencia y su admiración permanente, como la torre Eiffel en París o el Atomium en Bruselas, pero no es infrecuente que queden como olvidados restos oxidados y abandonados de algo que pudo ser y no fue. En mi ciudad, en Zaragoza, tuvimos en 2008 una exposición internacional que también nos dejó una serie de infraestructuras características. Con la crisis económica y financiera que surgía al mismo tiempo que se celebraba la exposición, algunas de esas infraestructuras han tenido utilidad, algún puente, parques, algunos edificios, un acuario fluvial,... pero otras son cáscaras vacías por muy emblemáticas que se consideraran o se consideren.

Recogidas con cámaras de pelicula tradicional en el último año, aparecerán en esta entrada algunos de esos paisajes.

Hace unos días dedicaron una serie de artículos en L'Oeil de la Photographie a Erwin Blumenfeld. Llegado a Estados Unidos en 1941 huyendo de los nazis que imperaba en su país natal, Alemania, y que estaban llevando la guerra y la destrucción por toda Europa, pronto se consolidó como uno de los fotógrafos más imaginativos y elegantes del mundo de la moda, con un maravilloso uso del color. No me suele atraer mucho la fotografía de moda, pero Blumenfeld me gusta mucho, especialmente desde que tuve la ocasión de ver una exposición dedicada a él en París hace unos años.

Hay tres artículos, uno dedicado a las fotografías realizadas en su estudio, quizá las formalmente más osadas y experimentales, otro dedicado a su carácter de pionero en el mundo de la moda editorial, y el tercero a las formas artísticas que usó para resaltar la belleza femenina.

El fin de semana pasado se celebró la entrega de los Óscar. Dejando de lado el excesivo impacto, desmesurado podríamos decir, que tuvo el error en la entrega de premios, lo cierto es que el evento ha dado lugar a unos cuantos artículos en los que la fotografía se une al cine.

Una de las candidatas a mejor actriz, y que en mi opinión hizo un trabajo tan merecedor del primer premio como la ganadora, fue la británica Ruth NeggaEn AnOther Magazine nos muestran una serie de fotografías de la actriz realizadas por Collier Schorr, de stilo clásico, en un bello blanco y negro que sacan partido de la belleza natural de esta bella actriz de origen etíope e irlandés.

En American Photo nos muestran el trabajo de Mark Seliger para Vanity Fair con los retratos de los intérpretes ganadores de los Óscar con sus estatuillas y a otros protagonistas de la gala posando en una de las fiestas posteriores a la ceremonia de entrega de los premios. Color muy elegante y sobrio, con ciertos toques de decorado art deco, para destacar a estos protagonistas de la noche.

Algo más de profundidad tiene el artículo que dedicaron en Lens Culture a la cinematografía de Moonlight, película ganadora del premio gordo. Aun que no del premio a la mejor dirección de fotografía, que se fue a la colorida La La Land. En cualquier caso, además de mostrarnos algunos ejemplos de la excelente cinematografía de la película, nos muestran algunas de sus influencias fotográficas, como los trabajos de Viviane Sassen o los de Earlie Hudnall Jr.

Si ya hemos comentado la relación entre fotografía y cine en los párrafos anteriores, no hay que negar tampoco las que mantiene con otras artes. A distintos niveles.

Por ejemplo, en otro artículo de AnOther Magazine tratan de descodificar el estilo personal de la pintora norteamericana Georgia O'Keeffe, todo un carácter y un personaje, una de las artistas más importantes del siglo XX. Y lo hacen a través de los retratos que sus amigos fotógrafos le hicieron a través de su vida, más posados o más espontáneos, eso hasta punto da igual. Alfred StieglitzAnsel AdamsTodd Webb o Bruce Weber son algunos de los ejemplos de estos excelentes fotógrafos.

En otro extremo, es el propio artista plástico el que utiliza la fotografía para usarla en su obra o para documentar su obra. En L'Oeil de la Photographie nos mostraban hace unos días las polaroid de Duane Hanson en las que recoge sus esculturas hiperrealistas de gente corriente, pero también se sirve de ellas para adquirir ideas para el desarrollo de estas obras. Forman parte, de alguna forma, del proceso creativo del escultor.

Lo digo y lo repito con frecuencia en estas páginas. La fotografía en color me gusta tanto como la fotografía en blanco y negro, y me parece tan capaz como esta de conseguir grandes resultados. Sin embargo, eso no fue una verdad admitida durante mucho tiempo, y por ello admiro y me gusta contemplar la obra de los precursores coloristas.

La tribu de los Nuba en el sur de Sudán, fue objeto del interés de distintos fotógrafos en la segunda mitad del siglo XX. Es relativamente conocido el trabajo de Leni Riefensthal, cuando tras abandonar el cine como consecuencia de su caída en desgracia por su colaboración descarada con el régimen nazi, intentó rehabilitarse mediante la fotografía y un interés etnográfico. Pero antes que ella, fue George Rodger, como nos informa en Magnum Photos, uno de los pioneros en acercarse a la región de Kordofán para fotografiar a esta interesante etnia, hoy en día en peligro por los conflictos violentos que asuelan esta parte del mundo. Y utilizar el color a finales de los años 40 lo convierte en uno de los pioneros de estas técnicas a tener en cuenta.

Conocía ya el trabajo de Gordon Parks, uno de los fotógrafos afroamericanos más comprometidos con los temas relacionados con el movimiento de los derechos civiles, aunque principalmente lo he asociado siempre al reportaje en blanco y negro. Pero como podemos ver en L'Oeil de la Photographie, Parks, que también hacía la fotografía de moda y se movía en el mundo de las artes, dominó también con maestría el color, y es realmente interesante conocer esa parte de su obra.

Y vamos con un poco de miscelánea.

En verano de 2012 hice un viaje breve a Ginebra, desde donde conocí algunas de las localidades y de los paisajes de la llamada Riviera Suiza, a orillas del lago Lemán. Un lugar absolutamente privilegiado desde muchos puntos de vista. Pero en FotoRoom podemos ver el interesante trabajo de Elsa Guillet, una joven fotógrafa natural de esa región, que no puede evitar reflexionar entre los distintos mundos que representan esos paisajes. El de los ricos y ociosos que disfrutan de las belleza y encantos del lugar, y la de los trabajadores que se ufanan para salir adelante y para servir a los anteriores. Y reflexiona con fotografías, que es lo suyo.

Sonia Sieff, la hija del desaparecido y celebrado Jeanloup Sieff, está siguiendo los pasos de su padre y se ha hecho fotógrafa. Hace un par de años ya lo comprobé en una pequeña exposición en París donde se mezclaban los trabajos de padre e hija. En L'Oeil de la Photographie han publicado un artículo a propósito del primer libro de Sonia Sieff. Y se confirma lo que ya percibí. Aunque sigue con los temas del padre, fotografiar a la mujer de forma sensual y de la forma más natural posible, sus fotografías son correctas pero no llegan a la intensidad de las de su progenitor.

Finalizaremos con otro reportaje que nos llega desde L'Oeil de la Photographie, esta vez dedicado al trabajo de Marco Scozzaro, italiano radicado en Nueva York, que mezca la fotografía con la inclusión de elementos digitales en sus fotografías. Pero sin estridencias, y aportando elementos estéticos y conceptuales a las imágenes. Y al mismo tiempo planteándonos dónde empieza o termina la fotografía, y dónde y cuándo hablamos de otras técnicas artísticas. O incluso, si eso es importante.

Recomendaciones semanales - del 19 al 25 de febrero de 2017

Adelanto un día mis recomendaciones semanales fotográficas, del domingo al sábado, porque mañana es día de oscars, y lo dedicaremos a hablar de cine y premios.

Sigo dándole vueltas a cómo compartir con vosotros las fotografías que me inspiran... Y he percibido varias posibilidad, descartado Pinteres por siesos. Pero todavía no consigo una fórmula definitiva.

Las fotografías que nos van a acompañar hoy son las que hice en color en la quedada peliculera en Rodén de la que os hablé hace unos días. Además de las fotografías en blanco y negro, decidir probar por primera vez la Agfa Billy o Jgestar 8.8 de 1928 con película en color. Es algo que hasta el momento no había hecho. Un carrete. No más. Que no las tenía todas conmigo.

Para empezar, un despiste al avanzar la película, y una doble exposición.

He de decir que esta semana no tengo muchas recomendaciones en cartera. He estado muy ocupado, y no he tenido tiempo a ver con detalle mis sitios habituales de información.

Pero desde luego ha sido la noticia de final de semana la muerte del joven fotógrafo chino Ren Hang, a los 29 o 30 años de edad según fuentes, se dice que por suicido. El propio autor había reconocido padecer depresión. Poeta y fotógrafo, sus fotografías destilaban un erotismo seco, poco amable, representando a una nueva juventud del gigante asiático, que vive a su vez en un régimen de escasas libertades, en el que el fotógrafo no era bien recibido. Sus sexualizadas fotografías estaba cargadas en ocasiones de denuncia contra el régimen de Pekín.

Mi primera noticia sobre el fallecimiento de Ren Hang me llegó de la mano de Clavoardiendo Magazine. Pero en seguida empezaron a aparece por la red numerosos artículo valorando el hecho y, sobre todo, recordándonos la variada e interesante obra de Ren Hang. Así, encontramos artículos interesantes por uno u otro motivo en Dazed Digitalen L'Oeil de la Photographieen It's Never Summeren Valerie Chiang (Nine Bagatelles)en Mirrors and Windows y otra muy delicadaen YC Photography. Tan variada es la obra de Ren Hang, que a pesar de la monotonía temática, estos sitios han elegido fotografías muy diversas y todas ellas interesantes.

No es buena noticia que se nos vayan fotógrafos jóvenes que pelean por la libertad de expresión y de la persona.

En mayor o menor grado, según la orientación de la cámara y la luz ambiente, aparecen en algunos fotogramas filtraciones de luz, supongo que procedentes del desgaste del fuelle de la cámara.

De la ignominia realizada por el gobierno norteamericano de internar en campos de concentración a sus ciudadanos de origen japonés durante la Segunda Guerra Mundial, hemos hablado en diversas ocasiones. Y habíamos visto documentos fotográficos sobre el hecho, algunos de mano de fotógrafos y fotógrafas muy ilustres. Lo que no conocíamos era esta colección de fotografías en color de Takao Bill Manbo, que han publicado en The New Yorker. Manbo era un fotógrafo aficionado con una cámara Zeiss Contax de 35 mm que supo aprovechar para contarnos quizá la parte menos dramática de la indignidad. Pero no por ello es un documento menos interesante.

Algunas fotos han quedado muy limpias y con unos tonos de color muy interesantes.

Un tono totalmente distinto tienen las fotografías en color de Raed Yassin. Si hoy asignamos a los países islamistas y árabes, que no es lo mismo, la etiqueta de ultraconservadores en cuestiones de moral sexual, muy represores para la mujer, no siempre ha sido así. O han existido momento de apertura, lamentablemente cerrados. En L'Oeil de la Photographie nos han mostrado cómo los desnudos fotografiados por Yassin se abrieron paso hacia las portadas de las revistas masculinas en el Beirut de los años sesenta y setenta. Desnudos muy sexualizados, y al mismo tiempo con algún tono de ingenuidad, especialmente procedente de los ingeniosos sistemas para ocular los pezones y los genitales de las mujeres fotografiadas. Como dicen en el artículo, a veces, el futuro es nostálgico.

Wolfgan Tillmans es uno de los fotógrafos alemanes más activos, reconocidos y cotizados del momento. En Another Magazine le entrevistan, hablan del Brexit (el fotógrafo está instalado en Londres), del activismo social y de la noche londinense. Y nos muestran algunas de sus últimas fotografías. Lo cual siempre es interesante. No es uno de mis favoritos, pero hay que estar al tanto de lo que hace. Y siempre encuentras alguna fotografía suya que te hace abrir la boca y poner cara de tonto, por decir con frecuencia que no es de tus favoritos.

Laia Abril es una fotógrafa catalana que está siendo bastante reconocida en los últimos años, generalmente por sus trabajos en los que profundidad en distintos hechos relacionados con la mujer y la feminidad. Con frecuencia desde perspectivas osadas. Ahora, nos informan en L'Oeil de la Photographie, ha cogido sus cámaras, las ha cargado con blanco y negro y se ha ido a los montes gallegos para reflexiona sobre la figura de Romasanta, un sacamantecas, un hombre lobo gallego del siglo XIX, del cual se sospecha que pudiera tener una rara condición física intersexual. Lo cual da excusa a Abril para volver a sacar a la luz los temas más complejos de la feminidad a través de sus fotografías.

Terminaré estas recomendaciones de hoy con una recopilación. La que hacen en PhotoTraces.com de 15 fotógrafos en blanco y negro que se pueden seguir en Instagram. No he tenido ocasión de revisar más que unos poquitos, alguno lo tengo en mi lista de seguimiento en la plataforma social, como mr007, pero parecen bastante interesantes. Hay incluso algún nombre consagrado como Michael Kenna.

Recomendaciones semanales - del 12 al 19 de febrero de 2017

No he encontrado todavía una forma convincente de compartir con vosotros las fotografías que me inspiran o me gustan como hacía con los tableros de Pinterest. Pero no me planteo volver a un servicio donde los criterios de lo admisible y no admisible no están claros.

Las fotografías que acompañan las recomendaciones de esta semana proceden de la modesta Olympus Pen EE3. Os recordaré que se trata de una sencilla cámara de exposición automática, de medio formato. Es decir, que en un carrete se obtienen el doble de fotogramas que en una cámara para negativos de 24 x 36 mm. Se suele decir que por lo tanto las Pen de Olympus tienen un negativo de 18 x 24 mm, pero es algo más estrecho, por el espacio que tienen que dejar entre los negativos. Las proporciones son 5:7, por lo es más bien 17 x 24 mm.

El carrete que he revelado esta semana contiene 75 negativos expuestos entre noviembre de 2016 y febrero de 2017. Y debo confesar que cometí un error en el revelado. Confundí el carrete, un Ilford FP4 Plus, con un Kodak Eastman Double-X. Apliqué el tiempo de revelado en HC-110 en dilución B (1:32) a 20 ºC apropiado para esta última, 5 minutos, cuando para la FP4 Plus se recomiendan tiempos entre 7 y 9 minutos. Aunque las recomendaciones más serias parecen que se acercan más a los 9 minutos. Bueno,... pues la verdad es que no me han quedado mal. Es cierto que hace tiempo que sospecho que la Pen EE3 sobrexpone los negativos. Pero aun así, suponiendo que el índice de exposición se acerque más a los 64 ISO que a los 125 ISO me parecía una diferencia de tiempo excesiva. El caso es que no han quedado mal. Estas emulsiones tradicionales combinadas con reveladores también tradicionales aguantan lo que les pase. Las seleccionadas son del día de la quedada peliculera al Gran Capitán y cartuja de Aula Dei.

Plaza de España - Zaragoza

Esta semana se han anunciado los ganadores del World Press Photo 2017, lo cual fue publicado en un sinnumero de páginas en internet, aunque yo lo traigo aquí por gentileza de Photolari. Este concurso había estado rodeado de polémica en los últimos años por las acusaciones de excesivo tratamiento digital a las fotografías. Este año, de momento, no parece que se esté produciendo este revuelo. La imagen ganadora fue el impactante asesinato del embajador ruso en Turquía, por Burhan Orbilici. Los valores estéticos de la imagen son modestos, pero el sentido de oportunidad y noticia son muy meritorios, ciertamente. Pero yo hubiera elegido alguna otra como foto del año, que aunase el mérito periodístico y el fotográfico. En Clavoardiendo se centran en los tres españoles premiado este año; Francis PérezJaime Rojo y Santi Palacios.

La Chimenea - Zaragoza

En la película Loving, que me gustó mucho, hay una secuencia en la que un fotógrafo del norte de los Estados Unidos realiza un reportaje de fotografías sobre la pareja, cuyo caso se está debatiendo en el Tribunal Supremo del país. Este fotógrafo fue Grey Villet, y en Creative Boom le han dedicado un artículo donde se pueden ver algunas de las fotografías del reportaje. Que están muy bien.

Quienes me sigan con frecuencia sabrán que tengo debilidad por los fotógrafos precursores de la fotografía en color. Casi siempre norteamericanos. Pero hoy cambiaremos de continente y contemplaremos algunas fotografías de un precursor europeo de la fotografía en color, Harry Gruyaert. El fotógrafo belga ha sido objeto de un artículo en L'Oeil de la Photographie.

Papelera La Montañanesa - Montañana (Zaragoza)

Y ahora vámonos con una de las fotógrafas españolas más destacadas, Cristina García Rodero, de quien estamos acostumbrados a ver sus fotografías en blanco y negro sobre las tradiciones religiosas y otras supersticiones populares. Pero para uno de sus últimos trabajos en colaboración con organizaciones no gubernamentales en la India ha optado por el color. Algo muy habitual en los fotógrafos cuando trabajan en este país, aunque hay notables excepciones. El caso es que en Albedo Media/DSLR Magazinee nos han hablado de ello y me ha parecido interesante.

Últimamente están apareciendo de forma muy recurrente las fotografías que Stephen Shore realizó en The Factory de Andy Warhol. Desde mi punto de vista no es el trabajo que más caracteriza a Shore, pero no deja de tener una significación importante en la historia del arte moderno, y por ello lo traigo aquí, de la mano del artículo que le dedicaron en Impossible Magazine.

Instalaciones deportivas El Gran Capitán - Montañana (Zaragoza)

Siempre me ha gustado la fotografía de danza y ballet, y eso me basta para traer aquí y recomendar la obra de Gérard Uferas, tal y como nos la muestran en L'Oeil de la Photographie.

Mark Seliger es uno de los más importantes retratistas en Estados Unidos, especialmente de la gente del famoseo, y además sucedió a Annie Leibovitz como fotógrafo jefe de Rolling Stone. A mi me sonaban algunos de sus retratos, pero me ha parecido especialmente interesante la entrevista de Ken Weingart y la selección de fotografías que se muestran en el artículo.

El Gran Capitán - Montañana (Zaragoza)

Otro retratista, Peter Hujar. Esta vez recomendado por Cada día un fotógrafo/Fotógrafos en la red. Fallecido prematuramente hace ya tres décadas, su trabajo más destacado fueron sus retratos de vida y muerte, impulsado por la decadencia de la ciudad de Nueva York en los años 70 del siglo XX. Posteriormente fotografió a mucha de las gentes que lo rodeaban, gentes que algunas consiguieron cierta celebridad. A mí me parecen muy interesantes sus retratos, en un formato medio cuadrado tradicional, muy limpio y muy directos.

Sudamérica es un continente de gran variedad de paisajes, gentes y situaciones sociales y políticas. Es difícil abarcarlo de forma íntegra y menos sin caer en tópicos. En Booooooom nos han mostrado el trabajo dedicado a este continente por el belga Kevin Faingnaert, con una mezcla de retratos, paisajes y fotografía documental de colores claros, suaves y limpios. Creo que es una mirada fresca y moderna a algunos de los países sudamericanos.

Compuertas en La Ordana - Montañana (Zaragoza)

En otro orden de cosas, En Clavoardiendo nos hablaron recientemente de los abigarrados collages de Agustín Roba, que mezclan imágenes de la cultura popular, especialmente del cine y la televisión, con autorretratos del propio artista caracterizado de algunos de los personajes que han aparecido en esos medios. Ya he dicho en alguna ocasión que el collage es una técnica que me atrae mucho, pero para la que no me siento capacitado, lamentablemente. Os pongo un vídeo sobre la obra de Roba,

Terminaré con un recurso para explorar. Se trata de Women Photograph, cuya única misión es constituirse en una recopilación de fotógrafas documentales y editoriales, autónomas y con más de cinco años de experiencia. Un recurso destinado a intentar acortar las diferencias de visualización de la obra entre fotógrafos masculinos y femeninos. Incluyen en el concepto "mujer" también a personas que han optado por ese género mediante procesos de transexualidad. No recuerdo dónde lo recomendaron. Para dedicar muchas horas explorando...

Visita a la cartuja de Aula Dei

Recomendaciones semanales - del 5 al 12 de febrero de 2017

En primer lugar... no va a haber más tableros en Pinterest. Me han suspendido la cuenta. Hace un par de semanas, me mandaron un correo electrónico indicándome que una foto de las que tenía marcadas en un tablero no se consideraba apropiada. Y que los desnudos y similares solo se permitían por motivos educativos. Poco menos me decía que era pornográfica. Era una foto de un destacado fotógrafo de modas. Y el motivo por el que estaba seleccionada era porque una de las modelos tomaba entre sus dedos en forma de pinza el pezón de la otra, haciendo alusión a una conocida obra pictórica del renacimiento, que podemos encontrar en el museo del Louvre. Como ya sabréis los habituales, mis tableros tenían dos objetivos, recoger fotografías que me sirvieran de inspiración y difundir la fotografía como una de las bellas artes.

Cierto es que tenía un tablero PRIVADO, no visible por el público, donde incluía aquellas fotografías que estaban en el límite de unos criterios que me había impuesto yo; que ninguna fotografía fuera claramente pornográfica por el mero hecho de serla, que si alguna representara de alguna forma algún acto sexual tuviera otras virtudes estéticas o fotográficas, y que en ninguna hubiera una situación de degradación de la mujer.

Bien, supongo que habrán encontrado en mis tableros con posterioridad alguna otra fotografía similarmente "pornográfica", y habrán considerado que ya estaba avisado, y sin decir ni mu me han eliminado la cuenta. No abriré otra. Hasta los mismísimos de yanquis de falsa moral, salva almas, y que luego se sorprenden de haber colocado a un fascista en la Casa Blanca. Entendámonos, si las startups californianas están protestando contra los decretos de Trump por la limitación de entrada de extranjeros no es porque sean amantes de las libertades, sino porque les perjudican sus intereses económicos.

Dicho lo cual, mostraré hoy acompañando mis recomendaciones semanales algunos paisajes del Pirineo Aragonés, realizados hace algunas semanas.

Empezando como en muchas ocasiones por los clásicos, Oscar Colorado nos habla de los pimientos de uno de los grandes de la fotografía norteamericana, Edward Weston. Y por supuesto hace repaso de su vida y carrera. Por si ha alguien no le ha quedado, Weston no fotografiaba pimientos por que le gustase la pepitoria. Más bien por que sus formas y texturas, bajo la luz adecuada, recordaban la sensualidad de las formas humanas. Veis, con norteamericanos como Weston, a todos nos iría mejor. No como los estúpidos directivos de las startups en internet.

Otro grande, este español, que es noticia. Porque presenta trabajo nuevo. Chema Madoz, trabajando bajo encargo de alguna institución cultural asturiana, ha realizado una serie con su visión sobre el principado. Nos lo han contado en Clavoardiendo, y en otros sitios. Lo que he visto, no me llama la atención tanto como otras de sus obras. Pero sigue siendo estupendo.

En la edición del 10 de febrero de L'Oeil de la Photographie, esta revista francesa de fotografía dedica una serie de artículos a Henri Dauman, un fotógrafo que creen que es poco conocido y que merece mayor exposición pública. Y yo estoy de acuerdo.

La obra de la fotógrafa rusa de origen ártico Evgenia Arbugaeva la conocí hace ya un par de años. Y me gustaron mucho sus obras sobre su fría tierra natal y sobre personajes que viven en soledad en los hielos árticos. Como nos muestran en L'Oeil de la Photographie, ha cambiado el ártico por el trópico, y se ha ido a documentar la vida de los naturalistas que en las selvas de Tanzania recogía muestras para la investigación del paludismo y otros hechos naturales. Y con un cambio de registro en los aparente, pero muy consistente en lo conceptual, me gusta tanto como sus frías series árticas. Esta serie no aparece todavía en su página web... que pena.

Los trastornos de la alimentación son un grave problema de salud que afecta a un buen número de adolescentes y jóvenes, mayoritariamente chicas, aunque no únicamente. En Feature Shoot nos han mostrado el trabajo de la fotógrafa Mafalda Rakos, que se ha aproximado a chicas con este problema, y ha conseguido un trabajo formalmente sencillo, que no simple, pero muy potente conceptualmente.

Un autorretrato de la fotógrafa Marianna Rothen en una de las entradas de La beauté de Pandore, me llevó a adentrarme por la web de esta fotógrafa canadiense establecida en Nueva York. Y me encontré un trabajo interesante en el que la propia autora u otras modelos van representando distintos aspectos, roles o matices de la personalidad femenina. Interesante, como poco.

En el blog On Art and Aesthetics apareció recientemente el trabajo de la fotógrafa Sasha Andruzheychik, que combina técnicas alternativas y tradicionales con técnicas digitales, para componer una obra variada de tono claramente surrealista que me pareció muy destacable.

Recientemente se produjo el fallecimiento de la periodista Paloma Chamorro, que destacó por presentar durante un par de años en televisión en los años ochenta un programa cultural, La Edad de Oro, que suponía una ruptura con todo lo que se había emitido hasta entonces en materia de programas musicales y de promoción de la cultura y el arte moderno y contemporáneo. Lo normal es que un programa singular como este, verdadero reflejo de una época en la historia cultural del país, estuviera disponible de forma íntegra. Pues no. Por lo menos está disponible una serie de selecciones antológicas de lo que alguien ha denominado "Lo mejor de la Edad de Oro". Habría que saber desde que punto de vista. Recientemente, en el facebook de Revela-T nos recomendaban ver el capítulo 4 de esta antología. En el podremos ver a unos jóvenes Bárbara Allende "Ouka Leele" y Alberto García-Alix. Este último presentando un cortometraje que perpetró en aquellos momentos. Y que honestamente él mismo reconoce que no le quedó bien. Pero merece la pena ser visto. Lamentablemente, no he encontrado modo alguno de insertar el vídeo en esta entrada.

Entrando en el terreno de lo simpático, siguiendo el grupo de facebook Hasselblad (analog) Photography me he encontrado con la curiosa serie de Carlos Traspaderne titulada Adriana en sitios, que se puede seguir en Tumblr. Supongo que Adriana, la modelo que aparece en todas las fotografías, realizadas con una Hasselblad 500c/m, será la pareja del fotógrafo. Supongo. Y que el fotógrafo es aficionado a la arquitectura, o tal vez sea arquitecto. El caso es que me ha parecido simpática. Algunas de las fotografías están tomadas en Zaragoza. Pero el autor debe ser un poco despistado a la hora de etiquetar las entradas, porque al menos una de las etiquetadas como "zaragoza" corresponde a Madrid, la plaza de Colón más precisamente, y algunas de las que sí corresponden a la ciudad de Zaragoza no aparecen etiquetadas como tal. Pero esas, dejaré que las busquéis vosotros. El autor mantiene otros dos blogs en Tumblr, Riberia, con paisajes de su comunidad autónoma natal, La Rioja, y otro, Brutalismus, dedicado a la arquitectura brutalista, pero sin la presencia de la estilosa Adriana en el encuadre.

Terminaremos con otra recomendación del facebook de Revela-T. Los fotógrafos y manitas Michael Farrell y Cliff Haynes han construido una cámara sin óptica y sin lentes, y que la imagen se recoge a través del paso de la luz por miles de pajitas de las de beber refrescos. Dicen que el "objetivo" de la cámara lo conforman 32000 pajitas. De color o colores, para dar un aspecto determinado a la imagen. Los resultados son estéticamente muy interesantes. Fundamentalmente retratos aunque no solamente. Como material sensible utlizan, supongo, papel sensible o película sensible de gran formato. Muy gran formato. Tanto en color como en blanco y negro. Pero creo que tienen más interés las de color. Y por supuesto, han construido varias versiones de lo que llaman Strawcamera, con pajitas o con cartón corrugado. Las posibilidades de la fotografía, básicamente, están limitadas por la imaginación del fotógrafo y por su nivel de conocimiento del comportamiento de la luz.